Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica"

See other formats


Comentario Bosquejado de la lección de Escuela Sabática 

Bruce N. Cameron 

Primer Trimestre - Año 2008 
El discipulado 

Lección 8 

La experiencia del discipulado 

(Mateo 16 & 24- Marcos 8 - Romanos 8 - 1 Corintios 9) 

23 de Febrero de 2008 



Introducción: Me gusta mucho aprender cosas nuevas. Me imagino que a ti también. 
La mejor cosa de la Biblia es que ella es una fuente inagotable de nuevos conceptos. 
Puedes examinar la misma historia decenas de veces y aún así descubrir siempre algo 
nuevo. Nuestra lección de esta semana sugiere que el gozo de aprender de la Biblia no 
es suficiente. Se espera de nosotros que pongamos en práctica lo que hemos aprendi- 
do. Este aprendizaje necesita cambiar nuestro estilo de vida. ¡Podemos incluso hasta 
rehusarnos a hacer alguna cosa que queremos hacer! Esta idea ¿se aplica a todos no- 
sotros? ¿Estaría bien que yo simplemente continuara aprendiendo cosas nuevas en la 
Biblia y no las compartiera contigo? ¿Será que puedo dejar esto de la "experiencia" pa- 
ra otra persona? ¡Introduzcámonos dentro de nuestra lección y descubrámoslo! 



I. Negación de uno mismo 

A. Lee Mateo 16:15-19. ¿De qué tamaño estaba Pedro en este momento? (¡Muy 
grande! Pedro identifica correctamente a Jesús como el Mesías y Jesús le dice 
a Pedro que Dios le ha dado una revelación la cual "las puertas del Hades no 
podrán contra ella". Estoy seguro de que Pedro miró a su alrededor de manera 
triunfal hacia los demás discípulos y comenzó a "inflarse" un poco. ¡Pedro esta- 
ba siendo un mensajero de Dios!). 

B. Lee Marcos 8:31-33 para continuar esta historia partiendo de otro evangelio. 
¿Logras escuchar el aire escapando del agrandado cuerpo de Pedro? De un 
mensajero de Dios, pasa a ser un mensajero de Satanás. ¿Cuál, específica- 
mente, era el problema? (Marcos 8:33 nos dice que Pedro tenía su mente en 
cosas de hombres, y no en las "cosas de Dios"). 

1 . ¿Cómo Pedro está hablando "cosas de hombre", cuando había dicho que 
Jesús no sería muerto? (Todos nosotros queremos ser exitosos. Quere- 
mos que las cosas anden bien. Pedro estaba esperando que Jesús esta- 
bleciera un glorioso reino aquí en la tierra el cual, como había acabado 
de escuchar, podría resistir hasta los portales del infierno. Jesús ahora 
parece decirle que el infierno causaría un daño considerable. Mataría al 
propio Cristo). 

C. Lee Marcos 8:34, 35. ¿Qué debían negar en sí mismos? ¿El dinero, el poder 
terrenal, la gloria? (Sucede que cuando comparamos lo que los discípulos ten- 
ían en mente -ver Hechos 1 :6 y Mateo 20:20, 21- con lo que finalmente reci- 
bieron, ves que ellos perdieron todas esas cosas durante su vida terrenal. 



1. ¿Y nosotros? ¿Tenemos que rechazar dinero, placeres y gloria para se- 
guir a Jesús? (No recuerdo ninguna historia en la que los discípulos 
hubieran dicho: "No me des dinero, ni gloria, sino aflicción". Pero, al se- 
guir la misión determinado para ellos por Cristo, terminaron en esa situa- 
ción. El contraste entre lo que ellos esperaban y lo que recibieron es 
enorme). 

2. Cuando Jesús nos llama a "Tomar la cruz" y seguirlo, ¿qué está pidiendo 
que hagamos? (Lee Juan 3:14, 15 y Números 21:8, 9. Jesús relaciona su 
crucifixión con esta extraña historia de Números 21. Si colocas los dos 
pasajes juntos, verás que el mirar a la serpiente significaba enfrentar los 
pecados. Jesús enfrentó nuestros pecados y pagó el castigo por ellos, 
muriendo en nuestro lugar. Cuando Jesús nos dice que tomemos nuestra 
cruz, pienso que está diciendo que enfrentemos nuestros pecados. Admi- 
tirlos. Morir al pecado). 

3. Cuando se trata de pecar, ¿sientes el dolor de la negación de uno mismo 
en tu vida? Amigo, ¡no hay pecado en mi vida que sea difícil de cometer! 
(Compara con Romanos 7:14-25. El pecado termina siendo un gran peso 
muerto. Sin duda, al final voy a desear nunca tener que haber oído hablar 
de este pecado, pero aún así la Biblia reconoce el "gozar de los deleites 
temporales del pecado" (Hebreos 11:25). Pienso que es aquí donde la 
gran batalla por la negación de uno mismo ocurre. Es aquí que la nega- 
ción de uno mismo se hace difícil). 

4. ¿Cómo el mandato de Jesús para que tomemos nuestra cruz y nos ne- 
guemos a nosotros mismos encaja con la idea de la justificación por la 
fe? (Es aquí que muchos cristianos erran el blanco. Recuerdo a un cris- 
tiano que, cuando estaba describiendo el gozo de la justificación por la fe, 
decía: "Un gran peso me fue quitado de mis hombres. Ahora estoy libre". 
Entiendo que él quería decir que ahora estaba libre de reglas. Ciertamen- 
te, es verdad que él estaba libre de la carga de conquistar su propia sal- 
vación. Pero seguir a Cristo significa negarse a sí mismo. Gracias a Dios, 
Pablo nos enseña en Romanos 8 que el Espíritu Santo nos ayuda en es- 
ta lucha. Pero no siempre es fácil, "si es que padecemos con Él para que 
junto el Él seamos glorificados" (Romanos 8:17). 

Lee Marcos 8:35-37. ¿Qué argumento está estableciendo Jesús a favor de la 
negación de uno mismo? (Observemos el contexto completo. Puedes disfrutar 
del pecado por un momento pasajero, pero perderás la eternidad. Este cambio 
no vale la pena. Negarse a uno mismo es ganar la eternidad). 

1. Cuando Jesús dice en Marcos 8:35 que la negación de uno mismo sal- 
vará tu vida, ¿crees que El también podría estar haciendo referencia a 
nuestra vida terrenal? (Esta es mi opinión. Penetra a través de la superfi- 
cie del placer pecaminoso y obtendrás dolores de cabeza). 



II. Juicio Crítico 



Lee Mateo 24:1, 2. Estuvimos hablando acerca de la negación de uno mismo. 
Estos versículos, ¿hablan acerca de la negación de uno mismo? (Le fue dicho 
a los discípulos que el mundo, tal como ellos lo conocía, cambiaría completa- 
mente). 



Lee Mateo 24:3. ¿Por qué los discípulos vieron a Jesús "en privado"? (Jesús 
había terminado de darles las más increíbles y sorprendentes noticias. Entre la 
naturaleza explosiva de estas noticias y el aspecto de ser algo difícil de creer, 
había alguna cosa que necesitaba ser detallada). 

Lee Mateo 24:4, 5. ¿Por qué alguien sería tentado a seguir a otro cristo? (Deb- 
ía haber algo en ellos que haría que las personas quisieran seguirlos). 
Lee Mateo 24:6-8. En vez de comenzar con una buena noticia, Jesús dice que 
algo malo está por suceder. ¿Por qué Jesús nos dice que no tengamos miedo? 
(Este pasaje es paralelo del que está en Marcos 8:35). La negación de uno 
mismo nos aporta la vida eterna. Antes de que Jesús venga a darnos la vida 
eterna, atravesaremos guerras, hambrunas, terremotos y a aquellos que inten- 
tarán atraernos con afirmaciones falsas. Jesús dice que tenemos que ser fieles 
y alcanzaremos la recompensa). 

Lee Mateo 24:9-11. ¿Cuan malo sería? Muerte, persecución, odio, traición. Es- 
to no es negación de uno mismo en el sentido normal del término. Sin embargo, 
nuestra decisión de seguir a Jesús da como resultado cosas dañinas para no- 
sotros). 

Salteemos algunos versículos hasta Mateo 24:37-39. ¿Hay algo de malo en 
comer, beber y casarse? (No. El problema es que ellos no se dieron cuenta de 
nada. Noé estaba predicándoles; ver 2 Pedro 2:5. El problema es que ellos es- 
taban demasiado ocupados en las cosas de la vida en vez de las cosas de 
Dios). 

Lee Mateo 24:40, 41. ¿Qué punto acerca de la negación de uno mismo está 
siendo resaltado en estos versículos? ¿Qué punto relacionado con el pensa- 
miento crítico está siendo determinado por estos pasajes? Estas personas, ¿no 
estaban haciendo exactamente lo mismo, y aún así uno sería salvo y el otro se 
perdería? (Puedes tener la misma clase de empleo que un no creyente. La 
cuestión entonces es, ¿cuál es el rumbo de tu vida? ¿Te estás negando a ti 
mismo? ¿Estás enfrentando tu pecado? ¿Estás confiando en Jesús? ¿Estás 
prestando atención al Evangelio en vez de la televisión, para que no seas en- 
gañado?). 



III. La actitud 



Lee Mateo 24:42, 43. El texto dice que tenemos que velar. Velar quiere decir 
observar atentamente. ¿Qué debemos observar? Si alguien me pusiese como 
vigía de un barco, mi primera pregunta sería ¿qué debo estar observando? 
¿Delfines? ¿Icebergs? ¿Submarinos? ¿Peces saltando? 

1. Si tú dices que tenemos que observar a Jesús, ¿por qué Jesús compa- 
raría su llegada con la de un ladrón intentando robarte tus cosas? 

2. Jesús está viniendo para darnos la vida eterna. ¿Porqué lanzar la idea de 
que perderemos algo? (Este es un poderoso argumento en contra de la 
idea "Una vez salvo, siempre salvo". Es poco probable que Jesús se 
comparara con un ladrón. Al contrario, el ladrón es Satanás, quien quiere 
invadir tu casa y robarte la salvación. Si tienes dudas con respecto a es- 
to, lee Mateo 24:50, 51). 

Lee 2 Corintios 9:24-27. Pablo compara la vida cristiana a un entrenamiento pa- 
ra una carrera. Tengo un amigo que, hasta donde puedo decir, no está relacio- 
nado con ningún grupo de creyentes. El asistió a un colegio cristiano. Su actitud 



es que todo lo que él necesita aprender acerca de Dios ya lo aprendió cuando 
estaba en el colegio. ¿Está mi amigo en un entrenamiento permanente? ¿Tú 
estás entrenándote constantemente? 

1. Presta atención a 1 Corintios 9:27. ¿Cuál es el problema de no entrenar- 
se? (Ser descalificado para el premio de la vida eterna). 
Amigo, confieso que no sé dónde Dios determina el límite en lo que respecta a 
la seguridad de la salvación. Creo que la salvación no es algo que tú te apro- 
pias en destellos minuto a minuto, día tras día, incluso semana tras semana. 
Por otra parte, creo que la Biblia es clara que tampoco es algo "de una vez para 
siempre". En vez de eso, la vida de un discípulo es un esfuerzo constante para 
comprender y hacer la voluntad de Dios. Somos llamados a hacer de nuestra 
comprensión de Dios algo práctico. Esto quiere decir que tenemos que enfren- 
tar nuestro pecado, negarse a uno mismo, y apartarse de los placeres del pe- 
cado. Como Pablo dice en 1 Corintios 9:27, debemos tratar "severamente" a 
nuestro cuerpo y someterlo a esclavitud, y no al contrario. ¿Te comprometerás 
a comenzar hoy mismo con este plan de entrenamiento espiritual? 



IV. Próxima Semana 

Lección 9 - "Siguiendo al Maestro: El discipulado en acción" 



© 2007, Bruce N. Cameron, J.D. Todas las referencias de las escrituras son de la Nueva Versión Internacional. (NVI), © 
1973, 1978, 1984 Sociedad Bíblica Internacional, al menos que se mencione de otra manera. Las respuestas sugeridas 
se encuentran entre paréntesis. La lección asume que el maestro utiliza una pizarra o alguna ayuda visual. Esta lección 
puede ser encontrada en su edición original en inglés en la página de su autor: http://www.GoBible.Org/study/470.php 



Traducido por Rolando D. Chuquimia 



Comentario Bosquejado de la Lección de la Escuela Sabática 

Dr. Bruce Cameron (www.goBible.org) 

Traducción 

© Rolando D. Chuquimia 

RECURSOS ESCUELA SABÁTICA 

http://ar.groups.yahoo.com/group/Comentarios_EscuelaSabatica 

http://groups.google.com.ar/group/escuela-sabatica7hNes 

Inscríbase para recibir recursos gratuitos para la Escuela Sabática